Estás aquí
Inicio > Diseño > Living > 18 Ideas para Decorar Mesas de Centro + 40 diseños exclusivos

18 Ideas para Decorar Mesas de Centro + 40 diseños exclusivos

Hoy desde Ambiente Perfecto te compartimos 18 ideas para decorar mesas de centro, lo podes usar en la mesas de living y espacios que vos elijas.

Las mesas de centro no solo sirven como elementos auxiliares para apoyar todo lo que necesitamos tener cerca. También pueden convertirse en la perfecta excusa para dejar volar tu creatividad.

Elegir una mesa de centro no es sencillo, pues son muchos los estilos y los materiales con los que pueden fabricarse. Pero decidir cómo decorarla puede ser mucho más complicado. ¿Lo mejor? Que podrás cambiar el estilo de tu mesa de centro de forma sencilla y las veces que quieras. Si no te lo crees, ¡presta atención a todos estos consejos!

1. Llénala de libros o revistas

Apilar unos cuantos libros o revistas en tu mesa de centro puede ser de mucha utilidad y te reportará varias ventajas. Primero, porque siempre tendrás a mano algo con lo que entretenerte en tus momentos libres. Pero, además, porque le darán a la estancia un toque muy personal y permitirán a tus visitas conocer cuáles son tus gustos e intereses literarios. Por supuesto, también será muy positivo colocar libros en la mesa de centro si tienes niños en casa. Está demostrado que inculcarles la lectura desde pequeños tiene innumerables beneficios.

En otro orden de cosas, cuando reúnas a la gente alrededor de tu mesa de centro, si en ella hay colocados varios libros o revistas de diferentes temas, es posible que encontrar nuevos temas de conversación sea mucho más sencillo. Eso sí, revisa muy bien qué tipo de libros pones encima de la mesa. Puede que, en función de la visita, quieras mostrar unos u otros.

2. Coloca en el centro un gran jarrón con flores

¿A quién no le gustan las flores? Muchas veces se cree que las plantas o las flores han de estar en los balcones o en las terrazas, pero una mesa de centro puede ser también un buen lugar para ellas, sobre todo si no requieren mucha luz natural o si son artificiales. En este sentido, combinar tus plantas favoritas con un jarrón estiloso es la mejor opción.

¿Y de qué material escoger el jarrón? Las alternativas aquí son muchas. Puedes, por ejemplo, recurrir a un jarrón de cristal o bien a uno de gres, de plástico o incluso de porcelana. Seguro que se convierte en el centro de todas las miradas.

3. O bien hazte con varios floreros más pequeños

Otra posibilidad es que coloques varios floreros pequeños en lugar de uno más grande. En este sentido, puedes elegirlos todos iguales o combinar varios diferentes.Otra opción es la de usarlos de colores distintos, pero que pertenezcan a la misma variedad cromática. La decisión dependerá de la originalidad o variedad que quieras imprimirle a tu mesa de centro.

En todo caso, ten en cuenta que el color de los jarrones deberá estar en gran medida acorde con los colores del resto del salón. Y recuerda que hasta el más inesperado objeto puede convertirse en un improvisado jarrón, como por ejemplo una botella de vidrio.

4. Las flores también pueden colocarse en una bandeja

Por otro lado, si las flores son secas, o si las resecas tú mismo al sol, también pueden depositarse sobre una bandeja, para que el resultado sea algo más romántico y bohemio. Además, esta solución suele aportar un aroma mucho más intenso a la estancia en la que la colocas.

Podrás dejar tus flores secas favoritas en cualquier plato o bandeja. Y los hay de muchos tipos o estilos. Si quieres que lo que realmente llame la atención sean las flores, opta por una bandeja más bien sencilla y de un color neutro. Por el contrario, si quieres que el protagonismo se centre en el objeto, lo tendrás que elegir algo más colorido y original.

5. Que los recuerdos de tus viajes presidan tu mesa de centro

¿Sueles recoger piedras, conchas o flores silvestres cuando vas de viaje? Si te haces con un buen puñado de alguno de estos objetos, luego puedes colocarlos en un plato o bandeja y convertirlos en un auténtico souvenir que decorará tu mesa de centro. Hay algunos, de hecho, como las caracolas, que pueden ser además elementos muy bellos.

¿Lo mejor? Una decoración de mesa de centro de este tipo puede ayudarte a recordar esos viajes en los que tanto disfrutaste y, lo más importante, a compartir esos recuerdos con familia y amigos.

6. Utiliza como elemento principal un cuenco o plato de diseño

¿Quién dijo que los cuencos, las bandejas o los platos más modernos y de diseño tienen que estar siempre llenos? Si los eliges adecuadamente, no hará falta que les añadas nada más, porque los hay realmente increíbles. Esta opción es especialmente recomendable cuando lo que reina en el salón es un estilo minimalista.

Recordemos que, muchas veces, menos es más. Por eso, en ocasiones es mejor elegir objetos que tengan de por sí la suficiente fuerza y personalidad, para que no haga falta complementarlos con nada más.

7. La técnica de los cuatro cuadrantes

¿Aún no conoces el método de los cuatro cuadrantes? Esta técnica de decoración consiste en dividir en cuatro cuadrantes la mesa de centro para colocar en cada uno de ellos un tipo de elemento diferente. De manera general, se suele optar por libros, bandejas, velas y flores. Son lo más recurrente, pero no hay límites a la hora de elegirlos.

Como es lógico, esta alternativa solo es válida para mesas de centro de mediano o gran tamaño. Porque, si la mesa es más pequeña, lo más probable es que aplicando el método de los cuatro cuadrantes el resultado sea demasiado recargado o agobiante.

8. ¿Tienes una valiosa figura o una escultura? ¿Colócala en el centro!

Las hay de muchos tipos: grandes, pequeñas, de colores, blancas, clásicas, modernistas, de cristal, de porcelana… Por no hablar de sus formas, que pueden llegar a ser espectaculares. Si tu preferencia es que sean sorprendente, es más que probable que no necesites añadir nada más para adornar tu mesa de centro.

Te animamos a elegir el motivo que más te guste: natural, abstracto, humano, minimalista… Así, además de un objeto decorativo y artístico, tendrás encima de tu mesa algo que te encantará contemplar. Como propuesta original, coloca una pequeña estructura encima de dos o tres libros de lujo. Es decir, libros de gran tamaño y temáticos sobre algo que te apasione, como la arquitectura o la decoración.

9. Elige unas originales y coloridas velas

Podemos decir que las velas son como las plantas: no hay mucha gente a la que no le gusten. Y, en este sentido, para decorar tu mesa de centro con unas bonitas velas no es necesario que las enciendas a menudo. Es más, puedes incluso no encenderlas. Hay muchas velas que, sin prenderse, emiten un olor de lo más agradable.

Además, sus formas y colores también son muy variados. Tanto las propias velas como los portavelas pueden darle a tu mesa de centro ese toque de color que necesita. Además, podrás cambiarlas las veces que quieras y adaptarlas a cada época del año.

¿Quieres una idea creativa? Coloca una vela ancha dentro de un jarrón también con una anchura suficiente y de cristal. ¡Acaparará todas las miradas!

10. Coloca una pecera o un tarro con arena para conseguir un ambiente marino

Sobre todo si vives cerca del mar o si es verano, colocar un elemento que recuerde al ambiente marino o playero puede ser una muy buena idea. Para ello, te recomendamos poner un poquito de arena en un tarro de cristal o, si lo prefieres, hacerte con una pecera y colocarla en el centro de la mesa.

En relación con esta última propuesta, ten en cuenta que puedes tener peces en la pecera, o llenarla simplemente con un poco de arena, pequeñas y bonitas piedras y algo de agua. Ello bastará para convertir un simple tarro o jarrón ovalado en casi una obra de arte. Incluso puedes sumarle, si quieres, algunas flores de colores.

11. Una bandeja de diseño puede ser también muy buena idea

Las bandejas pueden tener múltiples funciones. En primer lugar, pueden servir para colocar en ellas los objetos que más utilizas cuando estás sentado en el sofá, como por ejemplo el mando a distancia o el cargador del móvil. Por supuesto, tanto portavelas como floreros son también bienvenidos en cualquier bandeja que coloques en la mesa.

Igual que también es válida la posibilidad de dejar vacía la bandeja, si es lo suficientemente estilosa. Las hay de todo tipo y de cualquier estilo. Incluso puedes elegir entre bandejas redondas, ovaladas, cuadradas o rectangulares. Y poner en ellas todo lo que quieras en cada momento.

12. ¿Sueles comer entre horas? Pon fruta o dulces en la mesa

Si lo que quieres es ser práctico, no lo dudes y coloca en la mesa de centro tus alimentos favoritos para comer entre horas. Escoge entre, por ejemplo, unas piezas de fruta o unos caramelos. Se trata de alimentos que no se suelen estropear fácilmente y que no huelen demasiado. Así, de forma discreta podrás tenerlos a mano siempre que quieras.

13. Decántate por una caja o una cesta con encanto

Son una solución válida casi para cualquier situación. Las cajas o cestas pueden ser tan bonitas como prácticas. Y una de las razones es que en ellas podrás guardar todo lo que no quieres que quede a la vista en tu salón. O incluso es posible utilizarlas para tener tus cosas favoritas a mano, pero sin que se vean a simple vista.

14. Crea un conjunto bien combinado y equilibrado

Si tu mesa de centro es grande, te animamos a dar rienda suelta a tu imaginación y crear un súper adorno combinando diferentes elementos de distintos tamaños y colores. Pero cuidado, porque al mezclar objetos lo que se puede conseguir también es un resultado demasiado recargado.

Para evitar esto, lo mejor es que sigas el consejo que hace referencia a combinar dos grandes grupos de objetos de forma equilibrada. Para que te hagas una idea, esto consiste en, por ejemplo, situar primero en la mesa objetos cuadrados o rectangulares que sirvan de base, como libros o bandejas.

Posteriormente, deberías situar encima o muy cerca de estos objetos otros más redondeados y con algo más de volúmen, como jarrones, cajas o esculturas. Si la colocación de todos estos objetos es la correcta, el resultado será muy armonioso.

15. Que la madera presida la mesa

Si tu mesa de centro es blanca, nada mejor que aportarle un poco de calidez sirviéndote de la madera. Especialmente, si tampoco tienes madera en el suelo del salón ni en los principales muebles que presiden la estancia.

Aunque hayas querido darle a esta estancia una estética minimalista, la madera siempre es aconsejable para hacer un poco más acogedores los espacios. Por eso, si este es tu caso, no dudes en hacerlo a través de la decoración de tu mesa de centro. Y puedes conseguirlo con prácticamente cualquier objeto que elijas. Por ejemplo, con esculturas, bandejas o cajas originales.

16. La cerámica le dará un toque elegante a la mesa de centro

Aparte de la madera, existen otros materiales que pueden quedar muy bien en una mesa de centro. Hablamos en esta ocasión de la cerámica, en todas sus variedades. Desde las más puras, que se usan para elaborar botijos o cuencos, hasta las soluciones más sofisticadas, como el gres o la porcelana.

Lo primero en lo que solemos pensar cuando hablamos de porcelana es en las esculturas o figuras que se suelen esculpir con este material, y que pueden ser de diferentes tamaños. Pero también hay elementos mucho más simples fabricados con cerámica que pueden darle el toque de elegancia que estás buscando a tu mesa de centro.

17. Unas letras pueden ser una solución original

Las letras grandes que esconden mensajes suelen ser cada vez más un recurso muy utilizado en todos los hogares. Es moderno, original, apto para todos los estilos y gustos y, si se quiere, se pueden usar para escribir mensajes que solo los habitantes de la casa conocerán.

Seguro que, si decides adornar la mesa con vuestras iniciales o con alguna palabra que os defina (por ejemplo, “family” o “love”) todas las visitas se fijarán en ello. ¡No existirá una decoración de mesa de centro igual!

18. Opta por un juego de té o café

Por último, un consejo para los adictos al té o al café. ¿Qué te parecería tener a mano, muy cerca, el juego de tazas que utilizas para tomar tu bebida favorita? Si son bonitas o de diseño, puedes colocarlas de forma estratégica en la mesa de centro para no tener que ir a buscarlas cada vez que quieras relajarte tomando un té o un café en el sofá.

Además, se convertirá en la excusa perfecta para ofrecer a tus visitas que se queden a tomar un almuerzo o una merienda.

En cuanto a la mejor forma de colocar estos elementos en tu mesa de centro, puedes hacerlo usando una sencilla bandeja. O, si las tazas tienen suficiente personalidad, sitúalas directamente sobre la mesa de centro, sin nada más a su alrededor.

Esperamos que nuestras 18 Ideas para Decorar Mesas de Centro sean de tu agrado. Finalmente nos encantaría que fueras parte de la comunidad de Ambiente Perfecto. Por lo que mantendremos informado con las mejores noticias de diseño interior.

En conclusión te recomendamos visualizar más nuestra sección Living y además, interactuar con toda nuestra comunidad en Facebook.

Saludos!

Deja una respuesta

Top