Estás aquí
Inicio > Arquitectura > Casas y Departamentos > Almacenamiento de leña para el hogar – Diseños rústicos para casas

Almacenamiento de leña para el hogar – Diseños rústicos para casas

Desde Ambiente Perfecto buscamos la manera de reciclar rincones de la casa para explotarlos en una decoración de interiores funcional. Es por eso que para el día de hoy hemos pensado traer una entrada con las mejores ideas en almacenamiento de leña. Quizás dispones de un espacio el cual no sabes como ocuparlo. Aquí conocerás todas las ideas y rincones que puedes utilizar. Sin mucho más que agregar, ¡Comenzamos!

Las chimeneas y calderas que  utilizan como combustible fuentes de calor como leña son consideradas una gran opción y tienen opiniones muy satisfactorias de los clientes que las han utilizado.

Queremos aconsejar a nuestros clientes en el almacenaje correcto de la leña para que puedan disfrutar de esta una larga temporada.

El almacenamiento de leña para el invierno es una tarea compleja que precisa de ayuda profesional. Si es nuevo en el manejo de este combustible, es mejor ponerse en manos de expertos, consultando dudas o problemas.

Para apilar correctamente en nuestro almacén de leña debemos tener en cuenta una serie de pautas que nos evitarán problemas futuros.

Consejos para almacenamiento de leña

  • Lo primero a tener en cuenta es apilar la madera sobre una superficie o terreno seco y llano. Hacerlo directamente sobre el hormigón como piensan muchos usuarios no es la solución ya que podría resbalar. Para ellos se utilizará una malla metálica o plástica para mejorara el afianzamiento de los troncos de leña al suelo.
  • 2- La forma de apilamiento debe ser horizontalmente en filas no demasiado grandes, hasta dos metros, 1, 20 m. es lo ideal. Puede parecer que no tiene sentido pero es una gran medida de seguridad ya que si es baja implica poco peso, y en el caso de que la pila caiga, no podría hacernos daño y tampoco dañaría a nuestros hijos o mascotas que podrían jugar cerca sin peligro. Al colocar la pila de troncos cerca de una pared hay que dejar un espacio entre la pila y la misma, para que el aire pueda circular libremente. La madera seguirá curándose y no provocará desperfectos en la pared.
  • Salvando el problema de su contención, también nos fijaremos en su correcta perduración a lo largo de los meses ya que si esta se encuentra sobre el propio suelo sin aislar podemos encontrarnos con posibles plagas en los troncos y esto los deterioraría seriamente eliminando sus propiedades calóricas y por lo tanto perdiendo ese cargamento de leña tan preciado que poseíamos. Por lo tanto al hablar de leña no todo vale y seguir estos consejos te ahorraran algún que otro quebradero de cabeza.
  • La humedad va a provocar problemas en nuestra leña por lo tanto es imprescindible contar con una cubierta que la cubra. Si la madera se moja o no está curada de forma apropiada, necesitaremos pagar mucho más dinero para lograr generar el mismo calor en casa. Si sigues nuestros consejos disfrutaras sin duda de un confortable calor natural en invierno gracias al poder de la leña.

Cómo colocar la leña en el leñero

Lo más adecuado es disponer la leña en el leñero por secciones:

  • En una colocaremos la madera más gruesa y de más calidad, de manera que siempre tengamos claro cual es la más seca. Debemos ir cogiendo de más seca a menos seca. Lo habitual es que esta leña sea la que más espacio ocupe en nuestro leñero.
  • Otra parte con astillas que nos sirvan para encender el fuego con extrema facilidad. Estas astillas se pueden obtener de palets viejos o de los restos que nos regale o venda algún carpintero.
  • Y otra con madera de tamaño medio, procedente de tablones o palets (recordando que las maderas tratadas o barnizadas no se deben usar en calefacción). Este tipo de madera de tamaño medio y muy blanda aunque se consume rápidamente, proporciona bastante llama y mucho calor lo que la hace adecuada para calentar inicialmente la casa.

Finalmente deberíamos almacenar la leña ya cortada de manera que se adecue a nuestra chimenea o estufa. No hay nada más desagradable que tener que ponernos a preparar la leña cuando nos hace falta.

A nuestro vendedor de confianza le podemos indicar el tamaño que necesitamos y seguro que se adapta lo máximo posible, pero siempre quedan troncos y palos que no van a caber en la estufa. Justamente al recibir la leña es el mejor momento de terminar de cortarlos a medida.

¿Te gustaron nuestras imágenes de almacenamiento de leña? Nos encantaría que fueras parte de la comunidad de Ambiente Perfecto.

Además te mantendremos informado con las mejores noticias de diseño interior. También te recomendamos visualizar más de nuestra sección Casas y Dptos.

Visita nuestras redes para interactuar con la comunidad  Pinterest y Facebook.

Saludos!

Deja una respuesta

Top